>Blog de Consolas y Videojuegos

Análisis de Hitman para Xbox One, PS4 y PC

Autor: Comentar
Comparte este artículo
6 Febrero, 2017

El asesino silencioso regresa en la sexta entrega de la aclamada saga de IO Interactive. No te pierdas nuestro análisis de Hitman para Xbox One, PS4 y PC.


Una vez que ya tenemos todos los capítulos de la primera temporada de la nueva entrega de Hitman, llega el momento de realizar un análisis exhaustivo de la nueva aventura de sigilo del Agente 47. Más allá del debate que suscitó la elección de una nueva fórmula basada en episodios que se iban lanzando sucesivamente, la realidad es que estamos ante un nuevo título que mantiene todos los elementos clásicos que la han caracterizado desde sus orígenes, pero además ofrece nuevas mecánicas y novedades, así como un surtido mucho mayor de posibilidades a la hora de afrontar cada misión de mil maneras diferentes.

Es por ello que, en nuestra opinión, estemos ante una de las mejores y más completas entregas de la serie, un producto de enorme calidad que nos asegura horas y horas de diversión mientras recorremos con su protagonista escenarios repartidos por medio mundo para cumplir con un sinfín de misiones y tareas en enormes escenarios que nos otorgan una total libertad a la hora de planificar nuestras estrategias y ejecutar nuestras acciones. Dicho con otras palabras, ninguna partida será igual que otra, ya que no sólo hay multitud de variantes que entran en juego en cada misión, sino que además el Agente 47 cuenta con un surtido inmenso de posibilidades a la hora de afrontar cada situación.

Estamos seguramente ante la entrega que más gustará a los fans de la serie, que rápidamente se olvidarán de la polémica que se suscitó cuando se anunció. La realidad es que estamos ante una joya, un auténtico juegazo, imprescindible para los amantes de los juegos de infiltración y sigilo, para todos aquellos que disfrutamos planificando nuestras acciones al milímetro.

Análisis a fondo de Hitman

Tras el brillante Hitman: Absolution, regresa el icónico protagonista de la franquicia, un asesino letal y silencioso que no tendrá reparos en acabar con la vida de los objetivos que tenga marcados en cada misión, siempre de la manera más limpia posible. Si teníamos alguna duda sobre esta nueva aventura, ya os podemos asegurar que no tenéis nada que temer porque se mantiene la jugabilidad y mecánicas clásicas de la saga, pero se potencian gracias, sobre todo, a unos escenarios gigantes con multitud de personajes (principales y secundarios) que nos ofrecen un interminable abanico de posibilidades a la hora de planificar nuestras tácticas. Y es que por disparatado que nos pueda parecer, todo aquello que se nos ocurra se podrá realizar en el juego, aunque ello no significa que su resultado sea todo lo positivo que nos gustaría para nuestros intereses.

La contemplación de los escenarios resulta vital, pero también la rutina de todos los personajes (y creednos cuando os decimos que se cuentan por cientos en determinados momentos) y la utilización de los objetos y los disfraces juegan un papel fundamental, tal y como siempre ha sido norma en la serie.

Para esta sexta entrega, sus creadores, IO Interactive, recuperan el cóctel irresistible de acción, exploración, sigilo y táctica que siempre ha caracterizado a la serie. El Agente 47 cuenta con total y absoluta libertad para realizar los encargos y asesinar de todas las maneras que nos podamos imaginar, imaginables o no. Y es que el repertorio de acciones que tenemos a nuestra disposición es el mayor aliciente de un juego que nos invita siempre a experimentar, a probar nuevas cosas, a explorar, a utilizar otros enfoques para resolver una situación. Es por eso que estemos también ante un juego de una duración casi infinita, no sólo por la cantidad de desafíos y misiones que ofrece, sino por el vasto mundo de posibilidades que tiene el Agente 47 para resolver todas las situaciones.

Además, en esta edición completa de la primera temporada se incluyen todos los desafíos y contratos, tanto aquellos creados por el estudio como por la comunidad de jugadores. Y hacednos caso cuando os decimos que muchos de estos nos pueden llevar varias horas por sí solos y ser igual o más interesante que los objetivos principales del juego. Una auténtica maravilla de título que, a poco que nos guste el género y su propuesta, nos garantiza meses y meses de diversión.

Esta sexta entrega vamos a disfrutar de una experiencia increíble, una aventura que cuenta con una enorme profundidad y posibilidades en un mundo completamente vivo y realista. Sus creadores nos traen un juego de una enorme duración, a lo que hay que sumar una casi infinita rejugabilidad, y con un apartado audiovisual impactante gracias a la potencia de las consolas de nueva generación y los compatibles. Una jugabilidad exquisita que mantiene el mismo nivel de exigencia de costumbre, pero adoptando nuevas mecánicas que redundan en un título más dinámico y que se siente más actual.

El Agente 47 regresa con más fuerza que nunca, convirtiéndose en el protagonista absoluto de esta nueva aventura. Un personaje que se ha labrado un enorme carisma desde su primer título en el año 2000. No estamos ante el típico héroe que hemos visto en tantos y tantos juegos, sino más bien todo lo contrario. Su fuerte personalidad, su oscuro trabajo en la clandestinidad para una misteriosa organización criminal, aspecto inexpresivo e incapacidad para demostrar los sentimientos y mucho menos remordimientos, le han granjeado una legión de seguidores que disfrutan con su implacable capacidad para realizar cualquier encargo.

Cada uno de los capítulos que forman la historia nos llevan a una localización distinta: Italia, Marruecos, Francia, Cuba Estados Unidos o Japón, entre otros. El desarrollo de cada capítulo es sumamente atractivo, añadiendo un gran número de situaciones diferentes en las que la observación, el sigilo y el pasar desapercibidos serán siempre la clave. No estamos ante el típico título en el que podremos salir airosos a tiros, de hecho no es nada recomendable optar por esa opción, salvo en contadas ocasiones.

Deberemos estudiar siempre concienzudamente la situación, los escenarios y los movimientos de los personajes secundarios con el fin de determinar la mejor manera de afrontar cada misión o desafío. Deberemos tener en cuenta que todos los personajes y enemigos contarán con una gran inteligencia artificial, por lo que tenemos que pensar muy bien nuestros movimientos y acciones si queremos tener éxito, ya que en más de una ocasión nos sorprenderán desprevenidos o nos adivinarán nuestras intenciones si no somos sigilosos y cuidadosos.

La exploración de los numerosos y variados escenarios será también muy importante para encontrar aquellos puntos favorables que nos permitan asesinar a los VIPs sin ser detectados. Del mismo modo, nos deberemos adaptar a las reacciones del mundo, utilizar nuestro instinto, experimentar y cambiar de táctica si la situación lo requiere. Por poner un ejemplo, si estamos en medio de una fiesta y desenfundamos nuestras armas, provocaremos el pánico y nos estaremos delatando. De ahí que la improvisación sea nuestra arma más letal.

La libertad de elección es una constante en todo momento, de modo que podemos optar por acechar a nuestras presas, utilizar todo nuestro arsenal de armas o soluciones intermedias. Además, nuestro protagonista es ahora mucho más ágil y cuenta con un número mucho mayor de acciones para realizar, por lo que las posibilidades son ilimitadas a la hora de cumplir las misiones. El juego nos invita a que probemos distintas estrategias y a aprovechar los escenarios a nuestro favor para que improvisemos y consigamos que las muertes parezcan “accidentes”, de modo que podamos cumplir cada una de las misiones con disimulo, elegancia y estilo. El resultado no puede ser más gratificante, ya que premia al jugador que sabe observar y ser paciente.

En otras palabras, podemos optar por ser asesinos íntimos e indoloros, u optar por ser atroces y violentos en nuestras acciones. Nuestro protagonista domina todas las técnicas del asesinato y tiene una gran habilidad para enfrentarse a las distintas situaciones. Seremos nosotros los que determinemos en cada momento que técnica utilizar, de modo que todas nuestras acciones tendrán consecuencias y efectos bien distintos.

El Agente 47 es ahora mucho más ágil que en anteriores aventuras y se ha convertido en todo un experto en el uso de las armas. Esto hace que tengamos muchas más posibilidades que en los títulos anteriores, en las que, muchas veces, si eramos descubiertos nos veíamos obligados a reiniciar la misión. Ahora, además del sigilo, tendremos otras alternativas que nos permitirán salir airosos de situaciones complicadas.

Así, en esta ocasión, contamos con una mecánica de disparo mucho más acertada a los tiempos actuales. Tanto el control como la precisión han sido muy mejorados, al nivel de los mejores exponentes del género de los shooters en tercera persona. Eso sí, os repetimos que estamos ante un juego que premia el sigilo y es donde encontraremos los momentos más apasionantes de la aventura.

Nuestro protagonista cuenta con más herramientas y artilugios a su disposición que nunca. Sin olvidar nuestras manos, que podremos utilizar para pelear cuerpo a cuerpo o acabar con nuestros enemigos de manera silenciosa. En este punto es importante hablar también de las coberturas, que serán vitales en muchas ocasiones, ya que nos permitirán defendernos de nuestros enemigos, así como analizar la escena antes de actuar. Nuestro protagonista sigue siempre un asesino implacable en las distancias cortas. Así, vamos a poder dejar inconscientes a nuestros enemigos con las manos o estrangularlos con el famoso hilo del cable. Asimismo, podemos utilizar objetos del escenario para dejarlos ko. Eso sí, debemos saber que el juego premia el trabajo limpio, por lo que las muertes innecesarias nos restarán puntos en nuestra puntuación de cada misión.

Para pasar desapercibidos, nada mejor que utilizar todas las posibilidades y trucos que nos ofrece el juego. Así, vamos a poder ocultar cadáveres para que no alerten al resto, escondernos en contenedores y otros elementos del escenario, llamar la atención de nuestros oponentes arrojando objetos, disfrazarnos para no levantar sospechas… Las posibilidades son elevadísimas y, lo mejor de todo, es que seremos nosotros los que elijamos la que mejor nos convenga en cada momento. En este punto, me gustaría hablar de los disfraces, que han variado bastante respecto a entregas anteriores. Así, en esta ocasión no nos bastará con disfrazarnos, ya que podremos ser identificados igualmente por otros personajes que vistan igual. Para ello, será fundamental estar pendientes de sus palabras de sospecha y sus acciones.

Una suma de ingredientes muy atractivos para una campaña larga, variada y sumamente divertida. A ello ayuda las novedades que hemos comentado y que permiten un ritmo más ágil en la aventura. También se agradece el elevadísimo numero de posibilidades que tiene a su disposición 47. El juego nos obliga a pensar muy bien lo que vamos a hacer en cada momento si queremos tener éxito. Además, nunca sabremos a ciencia exacta lo que nos espera en cada nueva situación o si vamos a ser detectados realizando una determinada acción. Esta incertidumbre añade un plus de interés a la aventura y nos obliga a estar pendiente de cada personaje, elemento y detalle que vemos en pantalla. Sin duda, estamos un juego apasionante y adictivo a partes iguales.

Tanto si somos nuevos en la franquicia como si nos queremos adaptar a sus escenarios enormes con muchas más posibilidades, nada mejor que comenzar con el prólogo y así ir comprendiendo todos los conceptos que se irán desarrollando en cada una de las misiones. De los escenarios que iremos visitando posteriormente, el primero de ellos nos llevará hasta París. La capital francesa nos permitirá hacernos una idea del descomunal tamaño que tienen los niveles en esta entrega, mucho más grandes y repletos de posibilidades que en cualquier título anterior de la serie.

Otra de las grandes novedades de esta entrega son las Oportunidades que irán surgiendo en el desarrollo de las partidas. Esta novedad acrecienta aún más el tener que estar atentos a todo lo que transcurre en pantalla, ya que como su nombre indica, nos permitirá obtener ventajas u oportunidades al escuchar una conversación concreta, encontrar un documento, descubrir un punto débil de un personaje o adquirir una pista que nos facilite en parte nuestra misión.

Cada uno de los seis episodios principales son realmente como un enorme mundo en el que no solo tendremos un objetivo principal, sino numerosos otros secundarios y tareas que podremos realizar. Una vez más debemos resaltar la libertad total que tendremos a la hora de realizar cada misión de la manera que más nos guste, teniendo docenas de opciones disponibles en cada escenario, de ahí que la observación sea siempre fundamental para acometer con éxito nuestro objetivo.

A destacar también el increíble nivel visual del juego, sobre todo en todo lo relativo a la ambientación y recreación de todos los escenarios. El motor Glacier Engine vuelve a demostrar su poderío, permitiendo en esta ocasión recrear escenarios de grandes dimensiones, cargados de detalles y de una gran belleza, junto con una iluminación tremendamente realista que realza aún más si cabe el realismo de cada escenario. Sorprende también la gran calidad de todos los personajes, y más teniendo en cuenta el gran número de ellos que pueden aparecer al mismo tiempo en pantalla. Las animaciones de nuestro protagonista rayan a un nivel altísimo y, en general, el juego nos transmite una sensación de enorme calidad en todos los aspectos técnicos, con una resolución altísima y una fluidez constante en todo momento en la acción.

El apartado sonoro también mantiene un nivel muy elevado, con un gran trabajo de doblaje al inglés, aunque para que no tengamos ningún problema para seguir la aventura, en todo momento contaremos con subtítulos en castellano. Toda la ambientación sonora raya a un muy buen nivel, siendo fundamental también estar atentos a todos los sonidos a la hora de afrontar las misiones.

Conclusión de Hitman

Mucho se habló durante un tiempo sobre el formato episódico de esta sexta entrega de la saga Hitman, pero por fortuna, con la primera temporada completa nos podemos centrar en alabar un magnífico título que no solo mantiene la esencia jugable de esta aclamada serie, sino que potencia la libertad y las posibilidades de acción y sigilo gracias a unos escenarios inmensos que mejoran enormemente la jugabilidad. El Agente 47 regresa por todo lo alto para vivir una apasionante aventura que le llevará por medio mundo para completar los encargos de asesinatos que le encomienden, pudiéndolo hacer ahora de una y mil formas.

Estamos ante un título imprescindible para todos los amantes de la saga y del género en general, que se encontrarán con un título que garantiza horas y horas de diversión mientras realizamos toda clase de asesinatos silenciosos.

NOTA: 9.4

¿Qué os ha parecido nuestro análisis de Hitman para Xbox One, PS4 y PC?. Estamos deseando leer todas vuestras opiniones, comentarios, críticas y/o dudas.