>Blog de Consolas y Videojuegos

Análisis Hitman: Absolution para Xbox 360, PS3 y PC

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Han pasado seis años desde la última aventura del Agente 47, uno de los asesinos más conocidos del mundo de los videojuegos. Una espera que se ha hecho muy larga para todos los fans de esta prestigiosa franquicia. De ahí, que la expectación sea máxima ante esta nueva aventura que promete ser la mejor entrega de la serie.

IO Interactive se ha tomado tres años para completar un desarrollo complejo y, al mismo tiempo, sumamente atractivo, sin renunciar a la esencia de la franquicia, pero apostando también por introducir nuevos conceptos y novedades que se traducen en un producto mucho más completo que en entregas anteriores.  El resultado final no puede ser más positivo, pues estamos ante uno de los mejores juegos del año y también uno de los mejores títulos de infiltración de esta generación. Un juego apasionante que nos mantendrá enganchados de principio a fin gracias a una propuesta jugable e historia de lo más atractivas y un protagonista que rebosa carisma por los cuatro costados.

Hitman Absolution invita a los jugadores a disfrutar de una experiencia increíble, con una gran profundidad y posibilidades en un mundo totalmente vivo y realista. Sus creadores han puesto toda la carne en el asador para ofrecernos su mejor juego hasta ahora, un título que tiene todas las papeletas para convertirse en una obra de culto. Calidad y cantidad se dan la mano en el regreso del Agente 47, puesto que estamos ante un juego muy largo, con una gran rejugabilidad, con un apartado audiovisual deslumbrante (de lo mejor que hemos podido disfrutar en consolas y PC) y una ambientación de auténtico lujo. La jugabilidad sigue siendo tan exquisita y exigente como es norma en la saga, aunque en esta ocasión se han introducido pequeños retoques para que sea accesible también para jugadores con menos experiencia (sobre todo en los niveles de dificultad más bajos).

Pero lo mejor que podemos decir de lo nuevo de los daneses de IO Interactive y Square Enix es que han sido fieles a la serie, pero introduciendo suficientes mejoras para sorprender al jugador, tanto al habitual de la franquicia como al que debute con este título. de este modo, se ha combinado el estilo clásico y libertad de elección tan característicos de la serie con un gran número de atractivas novedades, como son los nuevos modos Instinto y Contratos.

Ahora comenzaremos a diseccionar cada uno de los apartados de esta nueva aventura del Agente 47, pero ya os podemos adelantar que estamos ante un título que raya a un nivel general altísimo, un juego fascinante que ningún buen jugador se debería perder.

El Agente 47 regresa con más fuerza que nunca, convirtiéndose en el protagonista absoluto de esta nueva aventura. Un personaje que se ha labrado un enorme carisma desde su primer título en el año 2000. No estamos ante el típico héroe, sino más bien todo lo contrario. Su fuerte personalidad, su oscuro trabajo en la clandestinidad para una misteriosa organización criminal, aspecto inexpresivo e incapacidad para demostrar los sentimientos y mucho menos remordimientos, le han granjeado una legión de seguidores que disfrutan con su implacable capacidad para realizar cualquier encargo.

El argumento de Hitman: Absolution comienza cuando el Agente 47 firma el contrato que será el más peligroso de su vida, traicionado por aquellos en los que confiaba y perseguido por la polícia, será víctima de una conspiración e inicia un viaje en busca de la verdad en un mundo corrupto y peligroso. Pero para ello tendrá que enfrentarse a Blake Dexter, el villano principal que en su versión original está interpretado por el actor Keith Carradine.

Nuestro protagonista contará con la única ayuda de Diana Burnwood, que le fijará los objetivos a cumplir y le indicará a dónde ir y a quién matar. A lo largo de la aventura, conoceremos otros personajes que, en la mayoría de ocasiones, deberemos asesinar. Según vayamos avanzando en la aventura iremos conociendo nuevos detalles de una trama sumamente atractiva, que, además, nos permitirá conocer el lado más personal y humano del Agente 47. Una historia repleta de giros argumentales, traiciones, asesinatos y corrupción. De hecho, este “nuevo” Hitman será aún más serio y oscuro en esta ocasión.

A pesar de ser un asesino sin escrúpulos, la historia nos tiene deparada una sorpresa al comienzo, ya que deberemos ser los protectores de una niña llamada Victoria. A partir de ese momento nos enfrentaremos a una campaña de una duración bastante elevada, que nos puede llevar completar entre 20 y 30 horas, siempre dependiendo de nuestra habilidad y nivel de dificultad. Además, como ya hemos señalado al comienzo del artículo, estamos ante un título que ofrece una gran rejugabilidad debido a la enorme libertad que concede al jugador y a los nuevos modos de juego.

El desarrollo de la campaña es sumamente atractivo, añadiendo un gran número de situaciones diferentes en las que la observación, el sigilo y el pasar desapercibidos serán fundamentales. No estamos ante el típico título en el que podremos salir airosos a tiros, de hecho no es nada recomendable optar por esa opción, salvo en contadas ocasiones.

Deberemos estudiar concienzudamente la situación, los escenarios y los movimientos de los personajes secundarios con el fin de determinar la mejor manera de afrontar cada misión o desafío. Deberemos tener en cuenta que todos los personajes y enemigos contarán con una gran inteligencia artificial, por lo que tenemos que pensar muy bien nuestros movimientos y acciones si queremos tener éxito, ya que en más de una ocasión nos sorprenderán desprevenidos o nos adivinarán nuestras intenciones si no somos sigilosos y cuidadosos.

La exploración de los numerosos y variados escenarios será también muy importante para encontrar aquellos puntos favorables que nos permitan asesinar a los VIPs sin ser detectados. Del mismo modo, nos deberemos adaptar a las reacciones del mundo, utilizar nuestro instinto, experimentar y cambiar de táctica si la situación lo requiere. Por poner un ejemplo, si estamos en una calle muy concurrida y desenfundamos nuestras armas, provocaremos el pánico y nos estaremos delatando. De ahí que la improvisación sea nuestra arma más letal.

El Modo Historia consta de 20 capítulos, cada uno de los cuales nos llevará a un escenario distinto. Asimismo, cada uno de ellos se divide en distintas secciones, por lo que estamos hablando de más de 50 misiones. Pero lo mejor de todo será la gran variedad de fases que tendremos que afrontar: a los clásicos asesinatos hay que añadir huidas de la policía, pasar inadvertidos entre la multitud, encontrar objetos concretos en los escenarios, llegar hasta un determinado punto… Cada una de estas secciones resulta sumamente atractiva, aunque, claro está, los momentos más espectaculares y esperados sean los de los asesinatos (y su planificación previa).

Absolution ofrece mucha variedad de situaciones y acciones que en entregas anteriores. Además la libertad de elección vuelve a estar presente, de modo que podemos optar por acechar a nuestras presas, utilizar todo nuestro arsenal de armas o soluciones intermedias. Además, el Agente 47 es ahora mucho más ágil y cuenta con un número mucho mayor de acciones para realizar, por lo que las posibilidades son ilimitadas a la hora de cumplir las misiones. El juego invita a que probemos distintas estrategias y a que aprovechemos los escenarios a nuestro favor para que improvisemos y consigamos que las muertes parezcan “accidentes”, de modo que podamos cumplir cada una de las misiones con disimulo, elegancia y estilo. El resultado no puede ser más gratificante, ya que premia al jugador que sabe observar y ser paciente.

De este modo, vamos a poder ser asesinos íntimos e indoloros, o bien optar por ser atroces y violentos en nuestras acciones. Nuestro protagonista domina todas las técnicas del asesinato y tiene una gran habilidad para enfrentarse a las distintas situaciones. Será el jugador el que determine en cada momento que técnica utilizar, de modo que todas nuestras acciones tendrán consecuencias y efectos bien distintos.

Se ha buscado, con acierto, que esta entrega sea más accesible para jugadores menos expertos, por lo que se ha optado por ofrecer más escenarios pero de tamaños más reducidos. Una decisión que, en nuestra opinión, es muy acertada, ya que se mantiene la gran libertad de acción y un completo abanico de posibilidades, pero, al mismo tiempo, se elimina la gran dificultad que entrañaban algunas acciones y misiones en títulos anteriores. De este modo, se nos ofrece una explosiva combinación de exploración, sigilo, libertad, táctica y acción.

Parece que el Agente 47 no ha estado de vacaciones todos estos años y se ha preparado a conciencia, ya que ahora es mucho más ágil y se ha convertido en todo un experto en el uso de las armas. Esto hace que tengamos muchas más posibilidades que en los títulos anteriores, en las que, muchas veces, si eramos descubiertos nos veíamos obligados a reiniciar la misión. Ahora, además del sigilo, tendremos otras alternativas que nos permitirán salir airosos de situaciones complicadas.

Así, en esta ocasión, contamos con una mecánica de disparo mucho más acertada a los tiempos actuales. Tanto el control como la precisión han sido muy mejorados, al nivel de los mejores exponentes del género de los shooters en tercera persona.

Nuestro protagonista cuenta con más armas, herramientas y artilugios que nunca. Deberemos utilizar todos ellos, además de las aptitudes de nuestro protagonista. Podemos acceder a cada uno de ellos en cualquier momento a través de la cruceta de control. Entre las armas y objetos que manejaremos se encuentran rifles de francotirador, fusiles, pistolas con silenciador, cuchillos, veneno, botellas de vidrio, entre otros. Sin olvidar nuestras manos, que podremos utilizar para pelear cuerpo a cuerpo o acabar con nuestros enemigos de manera silenciosa.

En este punto es importante hablar también de las coberturas, que serán vitales en muchas ocasiones, ya que nos permitirán defendernos de nuestros enemigos, así como analizar la escena antes de actuar. El sistema de coberturas está muy bien implementado, de modo que nos permiten desplazarnos de una a otra, asomarnos para disparar con precisión, mirar por las esquinas, disparar a ciegas…

Eso sí, nuestro protagonista sigue siempre un asesino implacable en las distancias cortas. Así, vamos a poder dejar inconscientes a nuestros enemigos con las manos o estrangularlos con el famoso hilo del cable. Asimismo, podemos utilizar objetos del escenario para dejarlos ko: ladrillos, cuchillos, botellas, tuberías… Eso sí, debemos saber que el juego premia el trabajo limpio, por lo que las muertes innecesarias nos restarán puntos en las clasificaciones de cada misión.

En función del nivel de dificultad elegido, la experiencia variará de forma significativa. Así los más fáciles nos permitirán pasar con menos problemas las misiones y hacer un mayor uso de las armas, mientras que en los más elevados el sigilo será clave. Lógicamente, las mejores sensaciones las disfrutaremos si optamos por esta segunda opción, aunque el juego es igualmente divertido en cualquier caso.

Para pasar desapercibidos, nada mejor que utilizar todas las posibilidades y trucos que nos ofrece el juego. Así, vamos a poder ocultar cadáveres para que no alerten al resto, escondernos en contenedores y otros elementos del escenario, llamar la atención de nuestros oponentes arrojando objetos, disfrazarnos para no levantar sospechas… Las posibilidades son elevadísimas y, lo mejor de todo, es que seremos nosotros los que elijamos la que mejor nos convenga en cada momento. En este punto, me gustaría hablar de los disfraces, que han variado bastante respecto a entregas anteriores. Así, en esta ocasión no nos bastará con disfrazarnos, ya que podremos ser identificados igualmente por otros personajes que vistan igual. Para ello, será fundamental estar pendientes de sus palabras de sospecha y unas flechas que aparecerán en pantalla y que nos mostrarán el nivel de sospecha del enemigo. En los niveles más altos de dificultad esta nueva característica supondrá todo un reto y nos obligará a hacer uso de una nueva característica que se introduce en esta ocasión: el Instinto.

Para medir el Instinto contamos con una barra derecha en la parte inferior derecha de la pantalla. Ésta se irá consumiendo según la vayamos usando y, por el contrario, se podrá rellenar realizando determinadas acciones de mérito como pueden ser muertes sigilosas, la ocultación de cadáveres o disparos en la cabeza.  Así, si estamos utilizando un disfraz, estas acciones nos permitirán taparnos la cara para pasar desapercibidos frente a nuestros enemigos, así como ver a través de las paredes o saber con antelación el camino que van a seguir nuestros rivales. Un sistema peculiar pero que nos será de gran ayuda, sin duda, a lo largo del juego, aunque siempre tendremos la libertad de utilizarlo o no.

Absolution ofrece una gran variedad de disfraces para hacernos pasar por nuestras víctimas y pasar desapercibidos. Además, el mundo a nuestro alrededor cambiará en función del disfraz que hayamos escogido, así que deberemos escoger con precaución.

El juego nos da la posibilidad también de utilizar el modo Tiro Instintivo, que nos recordará al utilizado en Splinter Cell: Conviction. Así, podremos marcar a varios enemigos para abrir juego sobre todos ellos posteriormente sin darles tiempo para que reaccionen.

IO Interactive ha conseguido ofrece una campaña larga, variada y sumamente divertida. A ello ayuda las novedades que hemos comentado y que permiten un ritmo más ágil en la aventura. También se agradece el elevadísimo numero de posibilidades que tiene a su disposición 47. Sin olvidar sus orígenes y su componente táctico, ahora vamos a contar también con bastantes más momentos de acción, lo que da lugar a un desarrollo mucho más espectacular y cinematográfico.

El juego nos obliga a pensar muy bien lo que vamos a hacer en cada momento si queremos tener éxito. Además, nunca sabremos a ciencia exacta lo que nos espera en cada nueva situación o si vamos a ser detectados realizando una determinada acción. Esta incertidumbre añade un plus de interés a la aventura y nos obliga a estar pendiente de cada personaje, elemento y detalle que vemos en pantalla. Sin duda, estamos un juego apasionante y adictivo por igual, que además nos ofrece una espectacular historia repleta de giros y sorpresas. Los jugadores nos debemos abrir camino en este oscuro mundo, al mismo tiempo que desencadenan una amplia variedad de reacciones con sus acciones.

Hitman: Absolution supone todo un reto hasta para los jugadores más expertos en los niveles de dificultad Experto y Purista. En este último se eliminan incluso los checkpoints por lo que cualquier fallo nos obligará a comenzar el nivel desde el comienzo. A ello hay que sumar la gran IA que muestra la máquina, por lo que deberemos analizar muy bien cada paso y acción que realicemos si queremos tener éxito.

Por fortuna, el juego también ofrece experiencias exigentes pero más asequibles en los modos normal y difícil, seguramente los más recomendables para disfrutar plenamente en una primera partida y para la mayoría de jugadores. Es, posteriormente, cuando ya conozcamos los escenarios y las acciones de nuestro protagonista, cuando podremos probar fortuna en los niveles más altos de dificultad. Será ahí donde disfrutaremos de toda la esencia de este juegazo.

Además de superar las misiones principales, el juego nos ofrece una serie de Desafíos en cada fase que nos animarán a explorar los escenarios. Así, algunos nos propondrán encontrar todos los disfraces de cada nivel, recolectar objetos ocultos o cumplir misiones con determinados requisitos. El número de desafíos es bastante elevado por lo que añaden una gran rejugabilidad a las misiones si queremos completar cada una de ellas al 100%.

Por si fuera poco, se añade también el nuevo Modo Contratos, una modalidad online que nos permite crear y compartir nuestros propios desafíos dentro del juego, así como jugar los que hayan creado otros jugadores. Así, podemos escoger un nivel, los objetivos a cumplir, las armas e incluso fijar las reglas (tiempo, estilo, testigos,…) para completar el contrato. Una especie de editor sin complicaciones pero con enormes posibilidades que promete horas y horas de diversión. En este modo iremos ganando puntos que nos permitirán competir contra nuestros amigos y usuarios de todo el mundo para demostrar que somos los mejores asesinos.

Gráficos

Hitman Absolution luce un apartado gráfico deslumbrante gracias al nuevo motor gráfico de IO Interactive, Glacier, que permiteun nivel nivel de detalle y animaciones soberbias, así como una gran cantidad de elementos en pantalla y personajes, todo ello moviéndose con un absoluta y pasmosa fluidez.

Estamos, sin dudas, ante de uno de los juegos visualmente más impactantes tanto en PC como consolas, a lo que hay que sumar un apartado estético igualmente sobresaliente. Resulta difícil destacar un aspecto por encima de otro, ya que todo el conjunto resulta espectacular, abrumador y de una belleza sin igual en aventuras de este estilo.

Especialmente meritorias son las versiones para consolas, con unos escenarios, modelados, texturas y efectos de luz abrumadores. IO Interactive ha conseguido que no desmerezcan para nada a la superlativa versión para PC.

Un trabajo redondo que nos hace preguntarnos dónde está realmente el límite de las consolas actuales, de hecho en algunos momentos bien podríamos pensar que estamos ante un título de la siguiente generación. Ver en movimiento al Agente 47 resulta todo una delicia, así como al mundo que lo rodea, más vivo que nunca.

El resultado final es impactante tanto en su dirección artística como en su ejecución gráfica. Estamos, por tanto, ante uno de los referentes gráficos de la actualidad, un claro ejemplo de que todavía se puede sorprender desde un punto de vista técnico.

Sonido

Como es costumbre en la serie, vamos a disfrutar de una banda sonora fabulosa, con temas que se adaptan en todo momento a la acción. Por otro lado, los sonidos tanto de ambiente como de las armas son extremadamente realistas, por lo que tampoco se puede poner ningún pero en este sentido. El excepcional doblaje al castellano pone la guinda al pastel.

Conclusión

IO Interactive ha trabajado duro para ofrecernos la mejor entrega de la prestigiosa saga del Agente 47. No sólo lo ha conseguido, respetando la esencia de la serie e introduciendo suficientes mejoras, sino que nos ofrece un maravilloso juego que nos ofrece acción, sigilo y aventura a partes iguales.

La gran libertad que nos da a la hora de afrontar las misiones, su espectacular y larga campaña y su deslumbrante apartado audiovisual son los principales pilares sobre los que se sustenta esta auténtica joya, uno de los mejores lanzamientos de este año. Además, cuenta con una enorme rejugabilidad y nuevos modos de juego que nos aseguran diversión para mucho tiempo. Mención especial para el nuevo Modo Contratos, todo un acierto que nos permitirá demostrar nuestras habilidades y también que somos los mejores asesinos del mundo.



0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar